usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

A la luz del arroz

24/11/2009


Hay distintas soluciones para llevar electricidad limpia hasta 440 millones de personas que en la India rural no tienen acceso a la red eléctrica, ni a ningún otro tipo de energía. Podrían levantar granjas eólicas, construir plantas solares, o usar alta tecnología de manera descentralizada, como la instalación de paneles solares…

Y, sin embargo, una opción que está ganando terreno está basada en una tecnología que no es nueva. Una tecnología que convierte cáscara de arroz en electricidad está creciendo en Bihar, donde unos cien mil habitantes usan ya la electricidad producida por biomasa. Y el número sigue creciendo.

Se estima que el 44% de la población de la India todavía vive sin electricidad, teniendo en la biomasa la base para la generación de energía. Aunque esta tecnología viene usándose desde hace muchos años, Husk Power Systems (HPS), una compañía de electrificación rural, ha introducido ciertas modificaciones en su modelo operativo para lograr mejores precios.

HPS suministra ya energía a 50 localidades no conectadas a la red eléctrica, cada una de las cuales tiene entre dos mil y cuatro mil habitantes. Y para el 2012 cubrirán dos mil pueblos en el estado.

Tradicionalmente, la cáscara de arroz se desecha, y sin embargo, cuando se calienta, produce un gas que HPS utiliza para hacer funcionar un motor diésel modificado, generando energía.

“Calentamos la cáscara de arroz hasta el punto en que se produce un gas con el que hacemos funcionar un motor” dice Chip Ransler, jefe de la dirección estratégica de HPS. La cáscara de arroz se obtiene de las granjas y los molinos, y cada planta gasificadora cuenta con mecánicos cualificados.

“Un kilo y medio de cáscara de arroz produce un kilowatio-hora de electricidad“, dice Ransler. “La electricidad se genera mediante un alternador y se envía a la red eléctrica que hemos instalado, una red especialemente adecuada al tamaño de cada pueblo. Para los campesinos supone un ahorro del cincuenta por ciento de lo que venían gastando en queroseno y diésel”

Simon Desjardins, analista de la Shell Foundation, ONG basada en la compañía británica que proporciona fondos y ayuda técnica a HPS, abunda más en el problema: “La carencia de electricidad impide el desarrollo económico de los pueblos, además de aumentar considerablemente la contaminación causada por el uso de diésel o queroseno… Bihar hoy representa un mercado viable para servicios de energía modernos, y las comunidades rurales están dispuestas a pagar un precio justo por la electricidad“.

Con ayuda de Shell Foundation, HPS tiene en la actualidad 10 plantas de biomasa con una capacidad de entre 35-100 Kw, creando además nuevas oportunidades de trabajo para los habitantes locales.

Las plantas de gasificación de biomasa son respetuosas con el medio ambiente y suponen el reemplazo de motores contaminantes a base de diésel y queroseno, con un ahorro en las emisiones de entre 80 y 100 toneladas de CO2 por planta.

Fuente:

Ison21

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450