usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

¡Pasen y vean! Así es el hogar digital

21/01/2010


Un proyecto conjunto del Ministerio de Industria, el Ayuntamiento y empresas del sector ha desarrollado un prototipo de «hogar digital» donde todo se controla por ordenador y pantallas táctiles. Cuesta más, pero el ahorro energético es del 50%.

David abre con su llave. Desde el vestíbulo, dice «hola», y se encienden las luces de este cuarto y del salón. Una suave música de jazz llena la estancia. Se dirige al baño; junto al lavabo hay tres botones. Aprieta uno y en el acto el grifo deja correr el agua durante 20 segundos; el tiempo necesario para enjuagarse. Vuelve al salón; anochece, y a otro golpe de botón, persianas y estores bajan. No es una película, sino el hogar digital, donde podríamos vivir en no más de un año.

El prototipo va a ser visible y visitable en breve, aunque todavía no está definida la fecha en la que se abrirá al público. El Ayuntamiento, que colabora en este proyecto desarrollado por la Asociación multisectorial de empresas de tecnologías de la información, comunicaciones y electrónica (Asimelec) y que cuenta con una subvención del Ministerio de Industria, ha instalado el «hogar digital piloto» dentro del centro cultural Eduardo Úrculo, en La Ventilla (Plaza Donoso, 5). Su objetivo: darlo a conocer e invitar a los ciudadanos a demandarlo y a los promotores a ofrecerlo.

Es una casa del futuro, pero con tecnología «que ya existe, está en el mercado: se podría poner en los pisos ya», explica Alejandro Arranz, director general de innovación y tecnología de la concejalía madrileña de Economía.

La casa es igual que todas, pero funciona de distinta forma. Empezando por la puerta: cuando una visita llama al timbre, el videoportero te envía una llamada al móvil. «Tú decides si abres o no, incluso si no estás en casa puedes franquear el paso a quien tú quieras, por medio de un código», cuenta David Arrabal, el técnico que explica el hogar digital a quien lo visite.
Una vez dentro, el propietario tiene «control total del entorno»: hay programas de reconocimiento de voz, pantallas táctiles para controlar la iluminación, la temperatura, los equipos de ocio y multimedia... Y todo es «a la carta»: quien habita en la casa decide qué luces se encienden a su entrada, a qué temperatura ambiente la encuentra, si las persianas y estores están subidos o bajados...

Su aspecto vanguardista —los muebles de Ikea ayudan— se acompaña de pantallas táctiles en todas las habitaciones, desde las que controlar las utilidades de la vivienda. Todo limpio, sencillo y muy aséptico.

Controlar el gasto

En el baño, un sistema integrado en el lavabo permite el control del gasto de agua, y ajustarlo al uso que se vaya a dar: lavado de dientes, de manos, llenado del seno —con la capacidad justa y evitando desbordamientos—. En la ducha, nada de esperar con el grifo abierto hasta que el agua llegue a nuestro gusto: informáticamente, se gradúan tanto el flujo como la temperatura.

Igualmente, es posible regular la intensidad de la luz, ajustándola a las necesidades: no se necesita la misma iluminación para ver una película, leer un libro o mantener una reunión social. Todos los dispositivos tienen como objetivo incrementar la sostenibilidad de la vivienda, y reducir el gasto energético, combinando eficacia con eficiencia.
Ascensor-teletransportador

El hogar digital tiene jardín, y en él están los sistemas de control de temperatura, a través de paneles solares y por energía geotérmica: este procedimiento excava un agujero en el suelo y equilibra la temperatura en el interior de la vivienda mediante intercambio, «de manera parecida a como actúa una bodega», explica David Arrabal.

Pero la estrella de la casa es, sin duda, el ascensor neumático. Externamente, es igual a los teletransportadores que veíamos en series como Star Trek. Pero en realidad, actúa como un émbolo de jeringuilla, por la diferencia de presión: saca el aire para subir. A la comodidad y el ahorro energético, se unen las facilidades en materia de seguridad que aporta el moderno domicilio: la casa está dotada de alarmas técnicas que controlan posibles fugas de agua o gas. «El propio sistema da aviso del problema, además de cortar el suministro para evitar males mayores», señalan sus promotores.

Más precio, más ahorro

Pero además, pueden instalarse alarmas de intrusión que avisen, tanto en el interior de la casa como al móvil del propietario, de cualquier presencia indeseada.
El modelo de hogar telemático podría incluso aplicarse a las viviendas de protección oficial: «Supondría solo un 1,5% de incremento sobre el precio; al hacer las innovaciones para todo el bloque, y no para un único domicilio, es mucho más económico. Y, en compensación, el ahorro energético rondaría el 50%», explica Arranz.

Fuente:

ABC

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450