usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Científicos del MIT descubren una nueva fuente de energía 'verde' utilizando nanotecnología

15/03/2010


Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han descubierto una nueva fuente de energía tan pequeña que es invisible para el ojo humano. Utilizando nanotecnología los investigadores han ideado un nuevo proceso para generar energía no contaminante que podría reducir el tamaño de las baterías que utilizan los productos electrónicos hasta diez veces.

Los investigadores del MIT investigaban con cables diminutos --nanotubos de carbón-- recubiertos con una capa de combustible para generar una onda termoeléctrica cuando "se tropezaron" con una reacción que podría utilizarse para alimentar dispositivos electrónicos, ordenadores o teléfonos móviles, según explicó el profesor asociado de ingeniería química en el MIT, Michael Strano.

"Esto podría desembocar en el desarrollo de baterías hasta diez veces más pequeñas que las actuales pero manteniendo la misma potencia. En el campo de la energía, o de la energía portátil, todavía estamos tratando de encontrar fuentes de energía que tengan un menor tamaño y que generen más energía", declaró Strano a la emisora CNN Radio.

Para construir una fuente de energía, como una batería, es necesario mover electrones dentro del material de una punta de la batería a la otra, creando así una corriente eléctrica. La onda termoeléctrica que los científicos del MIT han descubierto utilizando los nanotubos de carbón consigue realizar este proceso.

Algunas de las ventajas de esta nueva tecnología, según apunta Strano, es que se puede generar una gran cantidad de energía a partir de un dispositivo "muy muy pequeño" además que, a diferencia de la mayoría de baterías que hay actualmente en el mercado, que utilizan metales pesados --plomo, níquel y cadmio--, es inofensiva para el medio ambiente ya que no produce ningún tipo de residuo tóxico.

"Los materiales que hemos utilizado para fabricar estas nuevas fuentes de energía son orgánicos. No crecen naturalmente en el planeta pero están hechos con carbón. En otras palabras, las puedes quemar, o bien dejar que se degraden con el paso del tiempo, pero nunca habrá residuos de metales pesados", dijo Strano.

Asimismo, otra de las ventajas de esta fuente de energía es el ahorro energético. El profesor del MIT destacó que con las baterías actuales se desperdicia energía cuando no están en uso. Strano, aseguró que utilizando la batería sobrante que se pierde durante un año en todos los ordenadores portátiles de Massachusetts se podría llenar un pequeño reactor nuclear.

Fuente:

Europa Press

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450