usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Torre Eurostars, eficiencia energética en las alturas

08/02/2009


Sus datos marean. Y no es para menos. Tiene una altura de 236 metros, 58 pisos y los títulos del tercer rascacielos más elevado de España y del hotel más alto de Europa. Además de modificar el «skyline» de la capital, la Torre SyV de la recién estrenada Cuatro Torres Business Área de Madrid es un ejemplo en construcción eficiente. «El secreto de este edificio no se basa tanto en la generación de nueva energía a través de fuentes renovables, sino en necesitar poca para mantenerlo».

¿Cómo se logra necesitar «poca» energía en un edificio tan colosal como éste? La clave reside en su fachada, una doble piel exterior ventilada que, además de aportar uniformidad visual a la torre, permite una reducción de consumo energético del 25 por ciento. En este caso existen dos frontales. El interior, con soluciones técnicas tradicionales a base de paneles de doble acristalamiento y de aluminio, resuelve el cerramiento directo del edificio y se encarga del aislamiento acústico y térmico. «Esta primera capa está hecha con material bajo emisivo, es decir, no deja que el calor interior salga hacia fuera, haciendo más eficiente el consumo de calefacción», concreta el arquitecto.

Un edificio «a la sombra»

Después de esta fachada interna hay un voladizo de cerca de un metro de ancho y, tras él, la segunda «piel» a base de láminas de vidrio dispuestas a modo de escamas. «La capa exterior de vidrio se sujeta a los vuelos de los forjados de las distintas plantas. Esos voladizos de hormigón crean una pasarela perimetral que actúa como visera parasol y protege el edificio de un exceso de radiación solar. Así, como si de unas gafas de sol se tratase, permite que la luz entre al interior, pero logra poner la torre ¿a la sombra¿. Además, gracias a la ventilación natural del espacio entre ambos cerramientos, se consigue reducir la incidencia del astro rey, lo que ayuda a que el gasto energético necesario para refrigerar el edificio no sea tan elevado como la de otras fachadas de cristal clásicas», explica Álvarez-Sala.
Actuar como «carril» de mantenimiento y limpieza de la fachada, así como de elemento cortafuego, son las otras dos funciones del voladizo. «En caso de incendio, esta pasarela hace que el fuego no pase con tanta rapidez a las plantas superiores, ya que obliga a las llamas a ¿alejarse¿ del edificio y, con ello, a enfriarse», puntualiza el arquitecto.
Una vez en el interior de la torre -ocupada en dos terceras partes por un hotel y en el tercio superior por oficinas-, la eficiencia energética es la gran protagonista de las instalaciones realizadas por Úrculo Ingenieros y Aguilera Ingenieros. Ejemplo de ello es el sistema de climatización de la torre, basado en una solución denominada «free-cooling» (o enfriamiento gratuito), capaz de optimizar el gasto de potencia demandada y mejorar la eficiencia energética entre un 25 y un 40 por ciento, según datos de los ingenieros. «Se trata de un sistema que utiliza el aire de la calle como base para, posteriormente, filtrarlo y mezclarlo con el que está en el circuito cerrado de climatización, sin necesidad de utilizar potencias muy elevadas de refrigeración», explica José De la Torre, director técnico de Mantenimiento del Eurostars Madrid Tower, hotel que ocupa las primeras 31 plantas del edificio.
Cada una de las 474 habitaciones del alojamiento cuenta, además, con un sistema automático de climatización que se adapta a las necesidades del cliente. «Cuando el huésped está dentro se pone en marcha el modo confort, con una temperatura de entre 21º y 24ºC. Si el cliente sale, automáticamente pasamos al modo pre-confort, manteniendo una temperatura más baja, lo que se traduce en un ahorro energético del 66 por ciento», concreta De la Torre.
Gracias a las cristaleras que dan forma al edificio, la Torre SyV presume de una luz natural que le permite «funcionar» sin un excesivo gasto energético, pues, además, todas las bombillas utilizadas son de bajo consumo. Por su parte, las habitaciones del hotel están dotadas de un sistema domótico que regula la luz, según las necesidades del huésped, y que permite un ahorro de hasta el 75 por ciento de energía. En cuanto al uso de agua, el hotel cuenta con varias medidas de eficiencia. «Los grifos están regulados para que su caudal no supere los seis litros por minuto, frente a los 10 de uno convencional», especifica De la Torre. En la planta menos 5 hay dos aljibes con el agua necesaria para el alojamiento. «Con una única bomba de trasiego ésta sube hasta la planta 32, donde existen dos depósitos de acumulación. Desde aquí, el agua baja a las instalaciones del hotel por su propio peso y con una presión constante. Con ello se estima un ahorro energético del diez por ciento, pues no son necesarias bombas intermedias que distribuyan el agua», precisa De la Torre.

Fuente:

La Razon

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450