usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

La energía verde se queda a oscuras

06/02/2012


El ministro de Industria cierra las primas a nuevos proyectos de energías renovables


La sangre que impulsa el corazón de la economía es la energía. Hablar de países «industrializados» es casi equivalente a decir países «desarrollados». Las regiones prósperas del planeta apoyan su progreso en el consumo masivo de energía. Nuestros potentes coches, nuestras calientes casas y nuestras luminosas ciudades lo necesitan. La naturaleza nos hizo un guiño y una advertencia. Las plantas y organismos vivos, acumulados en el subsuelo en forma de fósiles, se convierten, comprimidos, en carbón, gas y petróleo. Pero estos recursos son limitados y su combustión descontrolada destruye la atmósfera. La puesta en marcha de las energías renovables es, sin embargo, más costosa. Son la economía y el medioambiente. Obligados a entenderse.

El Gobierno de Mariano Rajoy decidió, el pasado 27 de enero, suspender los incentivos económicos para nuevas plantas de energías renovables, una medida «temporal» que «no tiene efectos retroactivos». Su objetivo es atajar la senda creciente del déficit de tarifa, que «alcanza los 24.000 millones de euros», explicó el ministro de Industria, José Manuel Soria. La suspensión forma parte de un «paquete más amplio» de futuras medidas. Las plantas afectadas serán aquellas que aún «no han sido inscritas en el registro de preasignación».

Las reacciones de los diferentes operadores fueron contradictorias. Las compañías eléctricas consideran que es «un primer paso» en la buena dirección. Argumentan, sin embargo, que «la influencia, a corto plazo, en la reducción del déficit es nula», dado que las instalaciones preasignadas sí entrarán en funcionamiento. Las principales empresas del sector renovable mostraron su preocupación. García Breva, presidente de Fundación Renovables, advirtió de que este freno supone una pérdida de «62.000 millones de euros de inversión privada, contemplada en el Plan de Energías Renovables para 2020», así como la destrucción de «300.000 empleos». Los megavatios afectados por la moratoria del Gobierno son 500 de energía fotovoltaica pendientes para las 4 convocatorias de preasignación de este año, y todos los que el PER preveía añadir hasta 2020 al parque renovable inscrito. Estos objetivos incluían situarse en 30.000 MW de eólica y 4.800 de termosolar, entre otros.

Heikki Willstedt, director de políticas energéticas de la Asociación Empresarial Eólica, espera que esta decisión sea solo «un punto y seguido para pensar cómo desarrollar las energías renovables sin ahondar en el déficit de tarifa». Willstedt entiende que «España debe reducir su dependencia energética, fomentando las fuentes de energía autóctonas». «La materia prima de las energías convencionales es cada vez más cara», advierte. «Cada euro que recibe de prima la energía eólica, supone tres euros para la economía española», sentencia. Protermosolar mostró su «profunda preocupación».

Déficit tarifario
El mercado eléctrico español tiene actividades reguladas y liberalizadas. Los costes regulados, que incluyen el transporte y distribución de energía, y las primas del régimen especial, son, año tras año, inferiores a sus ingresos regulados. Así se genera el déficit de tarifa, que debe ser nulo en 2013. Las primas fueron, en 2011, 6.876 millones. En 2012, serán 7.221 millones. Cerrar las primas a nuevos proyectos renovables reducirá parte de tales costes y, por tanto, el déficit.

Pero los costes totales del sistema incluyen otros factores. Entre ellos, la generación de la energía. Su comercialización es una actividad liberalizada desde 1997. El precio final que paga el consumidor en la tarifa se marca según las reglas de una subasta conocida como «pool». Las energías nucleares y renovables, que no se pueden desperdiciar ni parar, cubren, en primer lugar, la demanda estimada. Después, entran las demás energías. La última en venderse, al precio más caro, marca la tarifa de todas. La presencia de las energías renovables rebaja el precio final del «pool». «Cuanta más energía renovable hay, menos demanda hay que casar», afirma Luis Crespo, de Protermosolar. «La rebaja acumulada hasta 2010 ha sido de 9.000 millones», declara. Dentro de los costes regulados, el peso de las primas del régimen especial es, con datos de la CNE para 2011, de un 39,5%. Dentro de los costes totales del sistema eléctrico, el porcentaje está en torno al 20%. Más del 15% proviene de las energías renovables.

Compromisos europeos
La UE impone que las energías renovables cubran el 20% del consumo final en 2020, objetivo que el Gobierno asume a través del PER. Soria aseguró que «la capacidad de generación instalada actual es suficiente».

En 2010, la exigencia comunitaria era del 12,1%. El objetivo no se cumplió en términos de energía primaria (11,3%), pero sí en cuanto al consumo final (13,2%), que es a lo que obliga la directiva europea. Willstedt no se fía de ese dato: «En 2010, la producción hidráulica y eólica fue extraordinaria. Llovió mucho e hizo mucho viento. Pero eso no es lo normal». La producción hidráulica bajó un 28,5% en 2011. «Mucho tendría que bajar la demanda para que nuestro peso, en 2020, fuese del 20%», afirma. Crespo ve peligrar «otros compromisos ambientales». La UE obliga a reducir, para 2020, las emisiones de CO2 y el consumo de energía primaria en un 20%. Economía y medioambiente. Un matrimonio inevitable.

http://www.abc.es/20120206/economia/abci-energias-renovables-industria-empresa-201202060944.html

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450