usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Industria deja de pagar 1.400 millones a grandes consumidores de energía

15/02/2012


El Ministerio de Industria se ha propuesto reducir el déficit de tarifa a golpe de recortes y, con las mismas tijeras (las de los 24.000 millones de deuda contraída con las compañías eléctricas) con las que hace dos semanas puso fin a las ayudas para la nueva generación de energías renovables, ha entrado en el capítulo de pagos por los conceptos de interrumpibilidad y potencia que anualmente percibe la gran industria, y con cuya supresión espera ahorrar 1.400 millones de euros al año.

El ministerio de José Manuel Soria entiende que, en un momento de caída de la demanda de energía eléctrica en España (bajó un 1,2 % en el 2011, como consecuencia de la crisis), mantener una retribución como la interrumpibilidad, diseñada en su día a modo de compensación a las grandes industrias consumidoras de energía, a cambio del desvío de su potencial eléctrico en caso de necesidad, no tiene sentido.

«En estos momentos en España sobra capacidad de generación, y el pago por poder interrumpir la actividad de una empresa para abastecer con su energía una demanda determinada que se presente, como un gran apagón, es un gasto prescindible», explican fuentes del ministerio, que cifran en 600 millones de euros la cantidad destinada anualmente a este concepto.

A esta cantidad, Industria suma otros 700 millones de euros abonados a las grandes consumidoras eléctricas en pagos por potencia, en previsión de una interrupción de su actividad para subsanar con su suministro eléctrico un posible pico de demanda.

Esta medida que el ministerio pretende sacar adelante «más pronto que tarde» cuenta con el apoyo de las grandes compañías eléctricas asociadas a Unesa, y está incluida en el plan presentado por la propia patronal ante la CNE (Comisión Nacional de la Energía) para rebajar el déficit de tarifa.

Un servicio necesario

¿Qué dicen a todo esto las empresas afectadas por el recorte? La Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) considera «imprescindible» que se mantenga la normativa actual de gestión de demanda y, en concreto, el servicio de interrumpibilidad. De hecho, no solo defiende la necesidad de mantener este pago y su nivel de remuneración, sino que también pide que se amplíe a nuevas formas de servicio.

Alcoa, una de las asociadas de AEGE, con centro de producción en San Cibrao (A Coruña) explica que la supresión de esta remuneración supone una seria amenazada para la competitividad. «Es una remuneración que existe en la mayoría de los países de Europa, aunque en el caso de España es inferior a la media. El coste de la energía tiene que ser competitivo para la industria y, en el caso de España, está por encima, tanto dentro como fuera de Europa», asegura la empresa.

Desde la compañía se justifica la utilidad. «Es un pago que se recibe a cambio de un servicio que se presta al sistema eléctrico de una forma instantánea para evitar un posible colapso en la red. Aunque haya caído la demanda, sigue habiendo picos», afirma Alcoa.

Fuente:

LaVozdeGalicia.es

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450