usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Un estudio garantiza el suministro a las doce plantas en proyecto en Galicia

26/11/2012


La Xunta de Galicia aprobó al comienzo de la primera legislatura de Alberto Núñez Feijóo doce plantas de biomasa a instalar en esta Comunidad Autónoma. Las centrales, de producción eléctrica, siguen en proyecto, pero un informe elaborado por el Instituto Enerxético de Galicia (Inega) concluye que existe biomasa actual y futura para abastecer a todas las instalaciones

“De las 720.000 toneladas al año necesarias, el 66% se abastecería con biomasa forestal primaria ahora infrautilizada, y el resto procedería de cultivos energéticos y del aprovechamiento de existencias de eucaliptos”, se detalla en el informe.




Toda la información aparece en la publicación Análisis de la viabilidad del mercado de la biomasa en Galicia y norte de Portugal. El informe forma parte del proyecto Esol (Energía Sostenible y Local), que a su vez se enmarca en el Área de Cooperación Galicia-Norte de Portugal del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España- Portugal 2007-2013. El objetivo es estimular la puesta en marcha de proyectos conjuntos para el fomento del uso de energías renovables (biomasa, solar y geotérmica) en edificios e instalaciones públicas, apoyándose en los recursos existentes en el espacio de cooperación. Una de las actividades de Esol consiste en hacer un análisis de viabilidad del mercado de la biomasa en el área transfronteriza. Este exhaustivo documento es el que presenta ahora el Inega, socio del proyecto.

Uno de los apartados que ocupa mayor extensión es la estimación de consumo de biomasa forestal en centrales eléctricas existentes o proyectadas, que suman diecisiete en total (doce de ellas en proyecto) y la disponibilidad de recursos en el área de influencia de las futuras plantas. También se evalúan las zonas de menor presión sobre el recurso y los costes de adquisición de la biomasa en función de la distancia al centro de consumo. Analizado todo, se estima que “de las 720.000 toneladas anuales (al 20% de humedad) necesarias en las doce nuevas centrales, el 66% se podría abastecer empleando biomasa forestal primaria aprovechable que ahora se encuentra infrautilizada”. “El resto se obtendría previsiblemente mediante la implantación de cultivos energéticos complementándolos con el aprovechamiento de existencias de Eucalytus globulus (eucalipto)”, concluyen.

La distribución del recurso forestal en Galicia favorece el consumo de biomasa
Otras de las conclusiones habla, en general, de la distribución del recurso forestal en Galicia: “está extendido en toda la comunidad, lo que favorece la implantación de alternativas de consumo en diferentes ubicaciones”. En sus 251 páginas el informe realiza un detallado repaso a la oferta y la demanda de biomasa existente en las cuatro provincias gallegas y en las zonas de Alto Tras os Montes, Cávado y Minho-Lima de Portugal. En el apartado de la oferta se hace un análisis de los recursos (biomasa forestal primaria y secundaria, cultivos energéticos, de origen urbano, industrial…) y de sus costes. En el de la demanda se repasan las aplicaciones: biocombustibles sólidos, uso térmico, redes centralizadas, electricidad...

En una nota de prensa sobre el informe emitida por el Inega, se resalta que “los gallegos emplean cada año más de un millón de toneladas de leña en sus hogares, una cifra que lleva aparejados importantes beneficios tanto económicos como ambientales”. Sobre estos últimos, comparando la biomasa con los litros de gasóleo que serían necesarios para abastecer la misma demanda energética, “se puede concluir que la utilización de esta fuente de energía evita la emisión a la atmósfera de 1,5 millones de toneladas de CO2 al año, al tiempo que resulta un 60% más barata”, apuntan desde el Inega.

El comunicado del Inega añade que la Consellería de Economía e Industria, de quien depende el instituto, promueve el uso de calderas de biomasa a través de un programa de fuentes renovables. Desde el año 2009 se ha contribuido a instalar cerca de 1.400 calderas de biomasa en hogares, empresas y en la administración pública gallega. “Los beneficiarios de estos equipos ahorran un promedio de 1.500 euros por ejercicio –señalan desde el Inega–, contando con una subvención de hasta el 30% del coste del montaje. En total, las calderas permiten conseguir ya ahorros anuales conjuntos de 1,8 millones de euros, cifra que superará los 27 millones durante la vida útil de los equipos, que llega a los 15 años”.

http://www.energias-renovables.com/articulo/un-estudio-garantiza-el-suministro-a-las-20121116 /


Fuente:

Energías Renovables

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450