usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

El reto de la eficiencia energética

23/11/2012


El Foro Fundación Vía Célere aborda la necesidad de reconversión del sector residencial frente a la normativa europea que exigirá que las viviendas sean ecoeficientes en pocos años.

El pasado martes tuvo lugar en la sede de Unidad Editorial el segundo de los desayunos profesionales del Foro Inmobiliario Fundación Vía Célere. Bajo el título de La eficiencia energética en la vivienda, la cita reunió a un nutrido grupo de expertos en esta materia para abordar uno de los temas que están llamados a marcar el nuevo rumbo del sector inmobiliario.
Así lo explicó Juan Antonio Gómez Pintado, presidente de la fundación, con las palabras con las que inauguraba la jornada: «Los dos principales retos a los que se va a enfrentar el mercado residencial en los próximos años van a ser la necesidad de industrializar el proceso constructivo para acortar sus plazos y la obligación de producir viviendas eficientes energéticamente».
El segundo de estos desafíos responde a las diferentes normativas europeas que obligan a los estados de la Unión a hacer un uso más eficiente de la energía y consigan cumplir con los objetivos fijados en el conocido como «acuerdo 20-20-20»: que en el año 2020 los países emitan un 20% menos de gases de efecto invernadero, aumente un 20% su eficiencia energética y que un 20% de la energía que consuman provenga de fuentes renovables.
Acuerdos que, en los países miembro, se trasladan a una normativa específica que, en el caso de España, se traduce en distintos reales decretos que dictan los requisitos energéticos que deben cumplir los edificios. Criterios que muy pronto van a ser de obligado cumplimiento y van a influir decisivamente en el mercado a la hora de vender o alquilar un inmueble.
Buena parte de las posibilidades de éxito para cumplir con estos objetivos pasa por el consumo de energía en las ciudades, que se concentra básicamente en dos aspectos: la vivienda y el transporte privado. Por ese motivo, la jornada se centró tanto en aspectos técnicos encaminados a reducir la factura energética de los hogares, como en el desarrollo y la implantación del coche eléctrico.
«El año 2020 está muy cerca y hay que trabajar duro desde ya mismo para llegar al escenario que plantea este acuerdo», advirtió Gómez Pintado, «pues los procesos y los cambios en la industria inmobiliaria requieren de plazos largos». Fidel Pérez Montes, director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), comenzó su ponencia recordando que España necesita importar el 80% de la energía que consume lo que, aseguró, «supone pagar un coste muy alto tanto en valor absoluto como en divisas y en costes de financiación». «Por eso», enfatizó, «es necesario reducir esa factura».
Pérez Montes recordó que buena parte de este consumo energético se produce en los hogares, lo que hace que esté muy atomizado y se componga de «pequeños esfuerzos que juntos tienen un gran impacto». En este sentido, el director general del IDAE aseguró que el Gobierno está trabajando con la intención de acometer «grandes rehabilitaciones de bloques y de barrios enteros» para conseguir que sean más eficientes energéticamente y consuman menos recursos.
Pero al contrario de lo que muchos creen, Pérez Montes aseguró que el parque de viviendas españolas «no es tan malo como se dice». «De hecho», puntualizó, «es más moderno que el del resto de Europa», por lo que, en su opinión, «tenemos muchas menos necesidades que nuestros vecinos europeos». «Además tenemos la ventaja añadida de que necesitamos consumir menos energía por cuestiones climáticas», aseguró. Continuando con el discurso optimista, Pérez Montes habló de la crisis económica que atraviesa España como una oportunidad para acometer estas medidas, «desde el punto de vista», aclaró, «de que en momentos alcistas el consumidor no se preocupa por el tema energético, pero en momentos de dificultad económica éste da un paso adelante».
«Teniendo en cuenta que el consumo eléctrico supone las dos terceras partes de la factura energética de una vivienda, el reto es ser capaces de sustituir los sistemas fósiles de producción de frío y calor –los que más energía consumen en una vivienda– por otros más eficaces», explicó. Y mencionó una serie de soluciones, como el uso de la geotermia –empleo de la temperatura del subsuelo para climatizar las viviendas–, la aerotermia –la del aire– y los sistemas «diabáticos», que consisten en acumular el calor del día y el frío de la noche en la propia estructura del edificio para después transferirla al interior de las viviendas.


DESCARGARDESCARGAR

Fuente:

El Mundo

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450