usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

El biogás europeo crece en electricidad y calor

03/12/2012


“Surgen nuevos mercados, pero la crisis económica y las restricciones regulatorias no auguran nada bueno para su expansión”. El último informe de EurObserv’ER sobre el biogás producido en la Unión Europea en 2011 habla de un presente prometedor, pero también de un futuro complicado.

Durante el pasado año se incrementó en un 18,2 por ciento la producción de electricidad con biogás y un 16 por ciento la de calor. España pasó de 198,7 ktep en 2010 a 246 ktep en 2011 en aportación del biogás en producción de energía primaria, pero perdió el sexto puesto a favor de la República Checa. Casi el 70 por ciento en el caso español procede de vertederos y depuradoras de agua.

Alemania no solo es la locomotora del biogás en la Unión Europea, sino también la dueña de los primeros vagones. De ahí que cualquier variación del sector en este país conlleve una explicación dentro del barómetro de EurObserv’ER. ¿Por qué ha bajado la contribución del biogás a la producción de energía primaria en la UE de 10.875 kilo toneladas equivalentes de petróleo (ktep) en 2010 a 10.085 en 2011? Porque Alemania ha modificado el método de cálculo, que afecta sobre todo a las instalaciones de cogeneración. ¿Y por qué hubo récord de instalaciones en 2011? Porque Alemania aportó la gran mayoría (1.300 más y ya cuenta con 7.215) debido a que el 1 de enero de 2012 bajaron las tarifas.

La excesiva dependencia del biogás alemán, entre otras cuestiones, es lo que lleva a los analistas de EurObserv’ER a vaticinar que la crisis económica y las restricciones regulatorias no auguran nada bueno para su expansión. Parecen tener a España en mente cuando expresan que “la mayoría de los países deben hacer mayores esfuerzos para fomentar el desarrollo del biogás industrial mediante incentivos y la eliminación de barreras regulatorias”. Sí citan a España cuando enumeran cuáles son los países más prometedores, en concreto en tercer lugar, tras Francia e Italia, y por delante de Polonia, República Checa y Hungría.

Incentivos sí, pero también eficiencia energética, calor y biometano
Sin embargo, los pronósticos de crecimiento que hace EurObserv’ER no descansan solo en los incentivos, que reconocen que no son sostenibles a largo plazo. “Una de las claves del crecimiento futuro será mejorar la eficiencia energética”, apuntan, y ponen como ejemplo la potenciación de la recuperación del calor en los procesos de producción de biogás. Otra de las aplicaciones a mejorar y potenciar en la inyección de biometano (biogás purificado) en las redes convencionales de gas. Según EurObserv’ER, diez países de la UE (Alemania, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Italia, Polonia, Países Bajos, Rumanía y España –sic-) disponen de regulaciones que permiten dicha inyección. “Cuando sea económicamente factible, este camino podría renovar el sector”, apostillan.

De momento, la mirada sigue fija en Alemania. Según las primeras estimaciones publicadas por EurObserv’ER, de los 10.085 ktep de energía primaria en 2011 mencionados, este país aportó algo más de la mitad: 5.067,6 ktep. Pero no hay que desdeñar ascensos muy notables, como el de Italia, que crece de 507,5 a 1.095,7 ktep. España pasó de 198,7 en 2010 a 246 ktep en 2011 y pierde el sexto puesto a favor de la República Checa. En cuanto a la procedencia del biogás entre los diez primeros clasificados, Alemania, Holanda, República Checa, Austria y Bélgica lo obtienen mayoritamiente en plantas industriales, destacando los 4.414,2 sobre 5.067,6 del primer país. En el Reino Unido, Italia, Francia, España y Polonia la procedencia mayoritaria es de vertederos y de depuradoras de aguas residuales. Reino Unido destaca porque el cien por cien tiene este origen, mientras España reparte 163,4 ktep entre este(casi el 70 por ciento) y 82,6 ktep para el biogás industrial.

Las ocho principales empresas europeas son alemanas
El destino principal de la energía fue la producción de electricidad. En total, entre 2010 y 2011, la producción de esta última creció un 18,2 por ciento y la de calor un 16 por ciento. Alemania, con 19.426 GWh, se mantiene líder en electricidad, seguido del Reino Unido con 5.735, Italia con 3.404, Francia con 1.117, Holanda con 1.027, Chequia con 929 y España con 875. También aquí pierde el sexto puesto que tenía en 2010. En total, la producción alcanza 35.856 GWh, por lo que se mantiene por encima de la media establecida a partir de los planes de acción en energías renovables presentados por los Estados Miembros. Según estos, se llegaría a 2020 con 63.972 GWh, y según la tendencia actual rondaría los 65.000 GWh.

Las estimaciones del presente EurObserv’ER del biogás europeo lo son más en el caso de la producción de calor, ya que el barómetro solo ofrece datos de dieciséis estados, entre los que no está España. En números globales, se ha pasado de 173,8 ktep en 2010 a 201,6 en 2011. Aquí también domina Alemania, seguida de Italia, Dinamarca, Polonia y Suecia, y es mayoritario el calor que se obtiene en instalaciones de cogeneración que en las que solo se produce calor. Un último apunte sobre el liderazgo germano: en el ranking de las trece principales empresas del sector hay ocho alemanas que copan los ocho primero lugares en número de instalaciones. Además de los nombres del país teutón (MT-Energy, Envitec Biogas AG, Biogas Nord AG…) destacan los 80 MW eléctricos instalados por BTS Italia y los 100 MW de la sueca Malmberg Water.

http://www.energias-renovables.com/articulo/el-biogas-europeo-crece-en-electricidad-y-20121203

Fuente:

Energías Renovables

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450