usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

240.000 toneladas menos de CO2 con residuos forestales y cáscara de arroz

23/01/2013


Un estudio conjunto del Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), y el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidima) concluye que gracias al aprovechamiento anual de 23.000 toneladas de cáscara de arroz y 343.564 de biomasa residual forestal en la Comunidad Valenciana se pueden fabricar pelets para generar 1.926 GWh (gigawatios/hora) eléctricos anuales y evitar la emisión de 249.500 toneladas también al año de dióxido de carbono (CO2).

El ITE y el Aidima han colaborado en el proyecto Biomer para el aprovechamiento de la biomasa industrial de la Comunidad Valenciana como fuente de energía renovable. Desde le ITE afirman que la iniciativa “ha permitido evaluar el impacto de distintos residuos como energía renovable y analizar las principales tecnologías de transformación energética, concluyendo que los residuos biomásicos procedentes de la industria forestal y la cáscara de arroz son los susceptibles de aportar estos recursos, excluyéndose podas de jardinería y lodos de depuradora, entre otros a estudio”.

El biocombustible elegido para dar salida a esta materia prima es el pélet. Los estudios cifran en 23.000 toneladas de cáscara de arroz y en 343.564 toneladas de biomasa residual forestal el potencial anual a aprovechar. Teniendo en cuenta estas cifras, ambos centros han fabricado pelets de cáscara de arroz y de pino “que alcanzan un poder calorífico de 16.043J/g (julios/gramo) y 18.984J/g respectivamente, según los resultados obtenidos en los ensayos”, informan desde el ITE. Así, los pelets generarían 1.926,42 GWh (gigawatios/hora) eléctricos anuales, energía suficiente para cubrir las necesidades de consumo eléctrico de 92.485 familias valencianas.

Pelets: buena nota en valorización energética y en redes de calor
La conclusión ambiental más significativa es que la Comunidad Valenciana evitaría la emisión de 240.482,78 toneladas anuales de CO2 gracias a este aprovechamiento de residuos agrícolas y forestales. En la nota del ITE detallan que “se ha evaluado la calidad de los residuos óptimos y el análisis del ciclo de vida en su implicación ambiental en las etapas del pélet: obtención de la materia prima, producción, uso, tratamiento final, reciclado y valorización final. Los resultados revelan que la mayor contribución a la reducción del impacto ambiental se produce en la etapa de valorización energética, seguida de la etapa de fabricación de los propios pelets”.

La investigación también se han centrado en analizar las tecnologías de conversión energética, comparando técnicas, rendimientos y costes de los biocombustibles, y han elaborado un diseño de automatización y modelado de una planta piloto de biomasa. En línea con el destino final de los pelets, el estudio resalta su viabilidad en redes de calor (district heating) “como opciones viables de aprovechamiento de esta biomasa para cubrir las necesidades térmicas y eléctricas de una zona concreta de población asociada a tal fin, como pudiera ser una red de urbanizaciones y su municipio, o un sistema mixto pequeña industria-consumo doméstico”, apuntan desde el ITE.

http://www.energias-renovables.com/articulo/240-000-toneladas-menos-de-co2-con-20130121

Fuente:

energías-renovables.com

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450