usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Madrid aparca el coche eléctrico

29/01/2013


El Ayuntamiento mantiene los 24 puntos de recarga gratuita en la vía pública hasta privatizarlos Renuncia a instalar 16 más porque en 2012 se matricularon solo 539 vehículos con batería.

La crisis económica, como factor externo; y la combinación de un precio excesivamente elevado y una autonomía muy limitada, como factor interno, han quebrado la estrategia lanzada en 2010 por el Gobierno, entonces socialista, para incentivar “de manera decisiva” la implantación del coche eléctrico, sobre todo en las ciudades. El entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián, contó con la colaboración de los Ayuntamientos de Madrid, Sevilla y Barcelona, en un proyecto que la capital considera que ha sido “muy interesante desde el punto de vista de dar visibilidad a estos vehículos”, pero errado en parte de su enfoque y “residual” en cuanto a sus efectos prácticos.

El Ayuntamiento de Madrid se había fijado 2012 como fecha límite para replantearse su política al respecto. Tras paralizar la instalación de nuevos puestos de recarga en la vía pública, un sistema que ha concluido que “no tiene sentido”, intenta ahora colocar los 24 que gestiona a empresas privadas. Hasta entonces, la electricidad seguirá siendo gratuita en ellos. Tampoco es que la factura vaya a suponer un quebranto para las mermadas arcas municipales: en 2012, pagó 728 euros de recibo de la luz.

El Plan de Acción del Vehículo Eléctrico 2010-2012 (MOVELE) formaba parte de una estrategia del Gobierno central que confiaba en que para 2014 hubiera 250.000 de estos coches en circulación. En mayo de 2011 se aprobaron 72 millones de euros en ayudas directas de hasta 6.000 euros por vehículo; se regularon los puntos de recarga en calles, aparcamientos y viviendas; y se creó una tarifa eléctrica superreducida de una a siete de la madrugada.

Para 2012 estaba previsto que se vendieran 50.000 vehículos eléctricos enchufables en España. Fueron 437, según el Instituto de Estudios de Automoción. Se comercializaron además 10.077 coches híbridos (con motor convencional además de batería eléctrica), apenas un 1,5% de los 700.000 matriculados en total. Una encuesta de KPMG a 2.000 ejecutivos del sector automovilístico dibujó un futuro tenebroso para los coches eléctricos, frente a los motores convencionales de gasolina o diésel, con consumos más rebajados, y, en menor medida, los híbridos.

En Madrid se matricularon 272.952 vehículos en 2012 (un 12% menos que el año anterior), de los que el 71% eran diésel, el 28% de gasolina y el 1% de combustibles alternativos. En concreto, eléctricos se vendieron 539 (el 0,2% del total), frente a los 350 del año anterior. O lo que es lo mismo, solo uno de cada 500 coches que se comercializaron en la región eran de este tipo, según datos del Colegio Oficial de Gestores Administrativos de Madrid.

Ees difícil de calcular cuántos coches eléctricos circulan por la ciudad, pero el Ayuntamiento emplea como baremo cuántos han pedido la tarjeta que les permite usar gratuitamente los parquímetros del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). A 31 de diciembre de 2012, eran 376, en su mayoría turismos (186) y cuatriciclos (157). De ellos, 50 eran propiedad de particulares, y 326 pertenecían a empresas o instituciones. El propio Ayuntamiento tiene 150 coches híbridos y siete eléctricos enchufables.

Además, la Oficina de Movilidad Sostenible había despachado hasta el 16 de enero 346 tarjetas para recargar vehículos eléctricos de forma gratuita en los puestos municipales. Y el último recuento, de mediados de diciembre de 2012, sobre exenciones fiscales (una bonificación del 75% en el impuesto de circulación), indicaba que hay 529 híbridos y 343 eléctricos por las calles de la ciudad.

La intención del Ayuntamiento en junio de 2012 era pasar de 23 a 40 puntos de recarga municipales en la vía pública, y de 138 a 388 en aparcamientos. Se ha quedado en 24 en la calle y 138 a cubierto. “No tenía sentido poner más en la vía pública, lo importante es que los haya en el origen y destino de los desplazamientos. Además, no podían ser de recarga rápida, porque son más caros y menos seguros en caso de vandalismo”, explica Elisa Barahona, directora general de Sostenibilidad.

La alcaldesa, Ana Botella (PP), se había comprometido a que el uso de esos 24 puntos públicos (los de los aparcamientos dependen de las empresas concesionarias) fuera gratuito hasta este año. Aún lo es, a la espera de cerrar un convenio para que se hagan cargo las empresas que participan en el plan MOVELE, o directamente sacarlos a concurso. El gasto en electricidad es mínimo: entre mayo de 2010 y octubre de 2011, no llegó a los 300 euros. En 2011, se consumieron 426 KwH. En 2012, fueron 3.532 KwH, con una factura total de 728 euros.

El punto más utilizado es el de Goya 123, que rozó en 2013 los 700 KwH, “porque está en una zona muy comercial y hay un usuario habitual que reside en las proximidades”, según el Ayuntamiento. También en una zona comercial, el de Castelló 103 alcanzó los 500 KwH. El del cerro de la Plata 4 rozó los 400 KwH, “porque allí recargan a menudo vehículos de un concesionario Renault cuando enseña sus modelos a clientes, y se tiene constancia de que un usuario realizar recargas de larga duración varias veces a la semana”. Solo ocho puestos más superaron el año pasado los 100 KwH.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/26/madrid/1359203128_207789.html

Fuente:

El País

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450