usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

El hotel eficiente es el primer paso hacia la industria turística sostenible

11/02/2013


Esta es la principal conclusión de FiturGreen, que reunió a más de 700 representantes de la industria turística nacional y extranjera, en la que ha sido su edición más internacional, gracias a la presencia de casos de éxito en materia de gestión energética y sostenible de España, México, Argentina y Portugal, entre otros.

FiturGreen2013 cerró su cuarta edición, dedicada a las políticas de gestión sostenible y a las certificaciones y estándares energéticos, con más de 700 visitantes que asistieron a las sesiones que tuvieron lugar entre el 30 de enero y el 1 de febrero, en el marco del programa profesional de FITUR.
El principal foro de turismo y sostenibilidad, que organizan el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH) y FITUR, en colaboración con la Organización Mundial del Turismo (OMT) y Grupo Habitat Futura, presentó bajo el lema “La Energía del turismo”, casos de éxito en materia de gestión energética y sostenible en hoteles y destinos de países como España, México, Argentina y Portugal, entre otros; y abordó uno de los principales retos del sector hotelero en los próximos años: cómo hacer que sus edificios e instalaciones, tanto de nueva construcción como los proyectos de rehabilitación, cumplan las actuales y futuras exigencias europeas e internacionales en materia de sostenibilidad y eficiencia energética.
Representantes de la industria hotelera y turística española e internacional como Hotel Sun Palace Albir, Iberostar Hotels & Resorts, Ruralka Hoteles, NH Hoteles, Hoteles City Express, la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), Initiative Mesoamerican Reef Tourism (MARTI), Tour Operators´ Iniciative for Sustainable Tourism Development, Melia Hotels International, y Responsible Hotels del Grupo Fuerte Hoteles; debatieron con compañías como Prosolia, Gas Natural Fenosa, Balantia Consultores, Bosch-Buderus, Grupo CIAT, TÜV Rheinland Ibérica, Light&Energy, Aqualogy, Grundfos, Baumit, Guardian Glass, Grupo Euroconsult y Schneider Electric, las diversas opciones para financiar las políticas de eficiencia energética y las tecnologías disponibles.
Además, expertos de algunas de las principales certificaciones y estándares mundiales en materia de sostenibilidad, como LEED, PEP Passivhaus, BREEAM, Institute for Responsible Tourism - Global Sustainable Tourism Council, y Green Globe, explicaron cómo la industria turística puede avalar sus políticas de sostenibilidad y convertirlas en un elemento de diferenciación y un aliado en la comercialización.
Con el lema “La Energía del Turismo”, FiturGreen 2013 se detuvo en tres áreas clave de la sostenibilidad hotelera y turística: cómo ser más eficientes con la mínima inversión, cómo diseñar y vender una política de gestión sostenible integral en hoteles, y cómo extender las políticas de gestión sostenible a toda la cadena de valor de la industria turística. Los ponentes y expertos que participaron en FiturGreen 2013 mostraron que la eficiencia energética puede financiarse íntegramente gracias a las Empresas de Servicios Energéticos (ESEs), cuyo modelo se adapta cada vez más a los hoteles, acercándose a una fórmula de descentralización energética.
Por otra parte, medir y evaluar los progresos en materia de eficiencia y sostenibilidad permite poner los cimientos de un sistema de gestión sostenible para los hoteles, que se convertirán en argumentos de diferenciación y venta de cara a clientes e intermediarios. Pero los hoteles, como parte fundamental de una industria en la que intervienen muchos actores, deben impulsar la sostenibilidad como un valor para afianzar la oferta, para reducir el impacto en el entorno, y para garantizar a los turistas opciones que realmente respeten el entorno, especialmente en destinos en desarrollo.
En este escenario, las certificaciones y estándares son una herramienta que permitirán poner el foco en los hoteles que efectivamente hacen un esfuerzo real por ser más amigables con el medio ambiente, y para extender esta práctica, es fundamental que los procesos y sistemas que avalen las políticas de sostenibilidad se adapten progresivamente a las circunstancias de la industria turística.

Eficiencia a coste cero
La primera jornada, que se celebró el miércoles 30 de enero, fue inaugurada por Luigi Cabrini, director del Departamento de Desarrollo Sostenible de la OMT, y por el presidente de ITH y CEHAT, Juan Molas, quienes repasaron la evolución de la industria turística hacia la sostenibilidad, un factor determinante en la oferta turística actual, que cada vez exige más a promotores de proyectos hoteleros y gestores turísticos.
José Revert, Product Manager SSEE de Prosolia; Ana Climente, directora del Hotel Sun Palace Albir y Rosa María Sánchez Gracia, jefa de Proyectos de Servicios Energéticos de Gas Natural Fenosa abordaron las diversas opciones de Empresas de Servicios Energéticos (ESEs), que posteriormente se detallaron en una mesa redonda, a la que se sumaron Eduardo Olano, director general de Balantia Consultores; Ferrán González, director Nacional de Ventas de Bosch-Buderus y Coralía Pino, responsable del Área de Eficiencia Energética y Sostenibilidad de ITH.
Los ponentes explicaron los diversos modelos de financiación de la eficiencia a través de Empresas de Servicios Energéticos (ESEs) para la industria hotelera. Las Empresas de Servicios Energéticos o ESEs ofrecen una alternativa a la financiación tradicional, especialmente atractiva ante las restricciones crediticias, y permite poner en marcha medidas de eficiencia energética, pagando las inversiones, total o parcialmente, con relación al ahorro obtenido y acordado en el contrato. De esta forma, es la ESE la que asume el riesgo de la inversión y garantiza los ahorros, en función del acuerdo que se alcance con cada hotel.
En este sentido, José Revert, de Prosolia, recordó que, por la propia naturaleza de la hotelería, “las instalaciones hoteleras se han dimensionado y diseñado en un contexto de energía barata y pensando que es inagotable”, con el objetivo de que el huésped esté cómodo, pero “sin tener en cuenta el coste energético”. Una de las principales conclusiones alcanzadas en esta mesa inaugural es que las ESEs pueden garantizar ahorros que, de una u otra forma, costean el cambio hacia equipos y modelos más eficientes; y su principal atractivo para el hotel es que, se garantizan los niveles de ahorro
Para los hoteles, son dos los modelos de Empresas de Servicios Energéticos que más se adecúan a sus necesidades y que responden a sus particularidades, porque traen aparejadas garantías de ahorros en el consumo de energía. En la primera fórmula, la ESE estudia, recomienda y escoge las actuaciones que se deben llevar a cabo en el establecimiento (por ejemplo, sustituir equipos por otros más eficientes) y asume la inversión necesaria para realizarlas, que recuperarán a través del ahorro derivado de las medidas adoptadas. En este caso, el hotelero firma un contrato con la ESE, que puede reservarse la opción de compartir los ahorros con la propiedad del establecimiento o se garantizan unos ahorros mínimos.
La venta de energía útil de la ESE al hotel es la segunda modalidad, que además implica que la ESE asume la operación y mantenimiento de los equipos productores, de forma que el hotel sólo tendría que pagar por la energía que consume. Es un sistema que se adapta perfectamente al esquema de negocio de los hoteles, puesto que refleja en el coste la ocupación real, es decir, sólo se pagan los consumos que los usuarios hagan, efectivamente, en las instalaciones del hotel. Y, aunque no todos los establecimientos pueden incorporar modelos de venta de energía útil, especialmente en casos en los que el volumen de consumos es tan bajo que no resulta rentable para la ESE; éstas ofrecen alternativas, como obtener los equipos en régimen de renting, financiadas, entre otras modalidades.
De hecho, Rosa María Sánchez, de Gas Natural, insistió en la necesidad de estudiar las necesidades de cada establecimiento “para diseñar la solución óptima en cada proyecto”; y de esta forma se pueden obtener ahorros relevantes, como los conseguidos en distintos hoteles de la cadena de Iberostar Hotels & Resorts, cuyos contratos ESE “han supuesto un ahorro medio sobre su presupuesto energético del 20%”, apuntó.
Los ponentes señalaron, además, que una de las ventajas de las ESEs es que han evolucionado sus modelos de negocio hacia las prioridades y preocupaciones de los hoteleros, que están directamente relacionadas con la ocupación, un factor decisivo en los ingresos de un hotel, y que están sujetos a una cierta volatilidad. De esta forma, las revisiones anuales o semestrales de la ocupación para ajustar las cuotas que paga el hotelero o los ahorros compartidos parece ser el punto de encuentro hacia el que se dirigen, y que garantiza la viabilidad del modelo para el sector hotelero. Revert, de la firma Prosolia, dio un paso más allá, y propuso un cambio de escenario, el de la “descentralización energética”, preguntándose si realmente es necesario comprar la energía primaria para luego generar los servicios que presta el hotel (como calefacción, agua caliente, iluminación, spa), “si podemos invertir, directamente, en eficiencia energética y ahorrar”.
Durante la sesión de tarde, se ofrecieron dos talleres sobre “Tecnologías Eficientes”, tanto en climatización e iluminación eficiente, como en sistemas avanzados de monitorización y control energético, vinculados a proyectos piloto que ITH ha llevado a cabo en colaboración con Grupo CIAT, Light&Energy, Grupo Euroconsult y Schneider Electric.
Grupo CIAT explicó los ahorros conseguidos en el Hotel Capri, de la cadena Artiem Fresh People Hotels, tras la instalación de equipos de climatización eficientes, que consiguieron disminuir hasta un 42% los consumos de climatización. Por su parte, Light&Energy explicó su experiencia en el Hotel Ibis Malasaña de Madrid, cuya iluminación externa fue sustituida por opciones eficientes, ahorrando cerca del 80% en costes energéticos en esta partida. Finalmente, Grupo Euroconsult y Schneider Electric mostraron las posibilidades de monitorización y control de consumos de sus respectivas herramientas, iGreen y StruxureWare,y los resultados conseguidos en el Hotel de Las Letras y Accor Hoteles.

De la construcción sostenible a la hotelería
El segundo día, jueves 31 de enero, se dedicó a definir las claves del “Hotel Sostenible 360º”, aclarando las diferencias entre certificaciones, estándares y modelos de gestión energética y de turismo responsable que pueden implantar las empresas del sector. Para los expertos, la sostenibilidad y la gestión eficiente de los recursos es un requisito que ha pasado de ser una ventaja competitiva a convertirse en un horizonte legislativo a nivel europeo y mundial, razón por la que los hoteles deben diseñar estrategias claras, con una repercusión medible y trazable, y que puedan abordarse en función de los recursos disponibles en cada hotel.
De esta forma, Rafael Ausejo, socio director de Ruralka Hoteles, explicó cómo materializar, desde el punto de vista comercial, la sostenibilidad. Esencialmente, se trata de “diferenciarse”, atendiendo a la gestión de los detalles más visibles para los clientes, sin descuidar la gestión eficiente y equilibrada de los recursos.
Pero para conocer el alcance de las medidas y planes de gestión sostenible en el turismo, es necesario conocer el punto de partida, lo que supone medir, para tener datos y conocer las necesidades de cada hotel y determinar las medidas que se deben adoptar. Obtener esta foto fija inicial aporta información clave para tomar decisiones de inversión, porque forma parte de un ciclo constante de monitorización, control y ajuste, para mantenerse en el camino de mejoras continuas. Con este objetivo, Manuel Clar, del área de Eficiencia Energética y Sostenibilidad de ITH, presentó la herramienta Intelitur de Eficiencia Energética, desarrollada por ITH e impulsada por Cámara de Comercio de España, y financiada con fondos FEDER y de la Secretaría de Estado de Turismo. Su objetivo es poner a disposición de todas las empresas del sector turístico, una serie de herramientas, conocimientos y capacidades técnicas en eficiencia energética, acompañadas de una herramienta virtual de autodiagnóstico y un sistema de apoyo tutorizado, que permiten emprender acciones concretas en eficiencia energética y sostenibilidad que mejoren su competitividad y rentabilidad.
Monitorizar y medir marcará un punto de inflexión en la hotelería, porque a mayor control y seguimiento, más evidente es la necesidad de avalar la validez y los resultados de las políticas de eficiencia energética, para poder convertirlos en argumentos de branding, de comercialización, de posicionamiento y de marketing. Las certificaciones son herramientas cuantitativas y cualitativas, destinadas a auditar, medir, monitorizar y conocer las condiciones actuales de las instalaciones y equipos, que no sólo son útiles para tomar medidas concretas que aumenten la eficiencia, sino que también involucran a los equipos de trabajo y a los clientes en el ahorro energético, y que estimulan el benchmarking, a nivel interno y en toda la industria.
Por eso, Paula Rivas, responsable de certificación de Green Building Council España – LEED; Nuria Díaz, arquitecto miembro de PEP Passivhaus; Mara Rodríguez, del Instituto Tecnológico de Galicia y representante de BREEAM España, Tomás Azcárate Bang, presidente del Institute for Responsible Tourism - Global Sustainable Tourism Council; y Gonzalo de Castro, subdirector general de TÜV Rheinland Ibérica, ahondaron en los principales modelos destinados a legitimar y avalar las políticas medioambientales y energéticas desde el punto de la industria turística, representada por Mónica Chao, Environment Manager de NH Hoteles y Javier Arce, director de la cadena mexicana Hoteles City Express.
Los participantes en esta mesa redonda insistieron en la necesidad de que el sector hotelero, como parte fundamental de la cadena de la valor de la industria turística, realice un esfuerzo por integrar, en sus políticas de calidad, los conceptos de sostenibilidad y eficiencia energética, dado que, como apuntó Gonzalo de Castro, de TÜV Rheinland, se trata de una “corriente mundial y no un capricho local”.
De hecho, los hoteles que trabajan en esta línea, ofrecen no sólo un mayor valor añadido hacia sus clientes y potenciales clientes, sino también a los mayoristas, a la hora de decidir los alojamientos más apropiados para comercializar en cada destino.
Los representantes de las diversas certificaciones y estándares de construcción definieron el concepto de certificación, que no es otra cosa que “dar evidencia de cumplimiento de un referencial, estándar o metodología, por una tercera parte”, y subrayaron que “un proceso de certificación bien desarrollado también aporta un valor diferencial a los hoteles”, razón por la que LEED, PEP Passivhaus y BREEAM, entre otras, están desarrollando sistemas de certificación específicos para hoteles. La clave está en discriminar cuáles son las certificaciones que más convienen al sector hotelero, en un entorno en el que existen múltiples opciones para avalar las políticas y las acciones de eficiencia energética, y que atañen a aspectos muy diversos, como modelos de gestión, de cerramiento de fachadas, de comportamiento térmico-energético, de ahorros energéticos, entre otros.
Por otra parte, aunque todas las certificaciones trabajen en mejorar el comportamiento medioambiental y las políticas de sostenibilidad, los ponentes hicieron hincapié en la necesidad de diferenciar el concepto de turismo sostenible de la sostenibilidad en general, porque tienden a mezclarse.
En cualquier caso, las certificaciones son una forma de reconocer y avalar el trabajo que el establecimiento ha hecho por ser sostenible. Es indudable que los hoteles españoles han avanzado mucho en materia de sostenibilidad, pero el camino por recorrer es largo, especialmente para las pymes y hoteles independientes. Aunque existen cadenas hoteleras, como NH Hoteles, primera cadena hotelera española a nivel mundial que consigue las certificaciones 50.001 y 14.001 en el Hotel NH Eurobuilding de Madrid, el siguiente reto es la construcción sostenible de hoteles, no sólo en proyectos futuros, sino también en las reformas; siguiendo criterios como los que recogen certificaciones internacionales como LEED, BREEAM, Green Globe, etc.
Durante la tarde, se analizaron dos áreas críticas que contribuyen a mejorar los niveles de sostenibilidad hotelera: la gestión del agua y la envolvente térmica. Marina Palacios, directora del Segmento Hoteles, de Aqualogy; y Miguel Ángel Amezqueta, ingeniero de Proyectos para Edificación de Grundfos España, repasaron los aspectos más relevantes que un hotel debe tener en cuenta para implantar tecnologías y sistemas para gestionar este valioso y muy necesario recurso para los hoteles. Además, María Dolores Sánchez, jefa de Producto de Baumit España; y Ramón Egido, director de Ventas e I+D de Guardian Glass España, explicaron los sistemas de Envolvente Térmica, capaces de maximizar otras medidas de eficiencia energética, especialmente si se combinan tecnologías de aislamiento de fachadas y acristalamiento inteligente.

Sostenibilidad como política global de gestión turística
La jornada de cierre, del viernes 1 de febrero, se detuvo en la “Sostenibilidad en el Sector Turístico”, y se analizaron modelos, herramientas, sistemas y casos de éxito, tanto nacionales como internacionales, para la gestión sostenible de destinos y hoteles, independientemente de su tamaño y volumen de negocio.
Cláudia Lisboa, responsable de Relaciones Institucionales y Corporativas de OMT, y Carlos Montaldo, de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), presentaron sendas experiencias y programas de Gestión sostenible: de Hotel Energy Solutions (OMT) y el Programa de Hotelería Sustentable y Hoteles Verdes en Argentina (AHT), respectivamente.
Los siguientes pasos y las tendencias vinculadas al turismo sostenible que la industria hotelera debe atender en el futuro cercano se debatieron ampliamente en una mesa redonda en la que intervinieron Luis Ortega Cobo, Senior Energy & Sustainable Expert de IHP International Hospitality Projects; Thomas Meller, director de Initiative Mesoamerican Reef Tourism (MARTI); Arantxa García, responsable de Desarrollo Sostenible para Accommodation & Destinations Sector de TUI Travel PLC y representante de Tour Operators´ Iniciative for Sustainable Tourism Development; Daniel Frey, Preferred Partner & Auditor para la Península Ibérica de Green Globe, Lourdes Ripoll, responsable de Estrategia y Sostenibilidad de Melia Hotels International, José Luque, CEO de Responsible Hotels; y Carlos Montaldo, vicepresidente segundo de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina .
Para los participantes en esta mesa “la sostenibilidad es un atributo que no solo no resta, sino que aporta diferenciación, especialmente en los destinos en desarrollo”. Países como Argentina o México, y cadenas hoteleras internacionales mostraron algunos de sus iniciativas, basadas en criterios de eficiencia y sostenibilidad, que refuerzan los resultados del proyecto que la Tour Operators’ Initiative for Sustainable Tourism Development está desarrollando con el objetivo de impulsar los destinos sostenibles. Este estudio, basado en una encuesta realizada para esta organización por la Universidad de Lucerna (Suiza), refleja que la sostenibilidad es uno de los principales valores que un turista tiene en cuenta a la hora de tomar su decisión en la reserva de su destino vacacional; y para el 22%, está dentro de los tres principales atributos.

http://www.realestatepress.es/MostrarNoticia.asp?M=0&Id=21019

Fuente:

realestatepress.es

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450