usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

El estado del sector energético en la nación 2013

22/02/2013


En el Debate sobre el Estado de la Nación se ha pasado de puntillas sobre el tema de la energía. Un sector tractor de la economía española, más, si cabe, dada la crisis que atravesamos. Sólo una vaga alusión a la reordenación del sistema eléctrico, es todo lo más que se ha escuchado de energía en el Congreso de los Diputados.

En estos momentos, se está celebrando el Debate sobre el Estado de la Nación 2013, con sus tradicionales rifi rafes entre el responsable del Ejecutivo, Mariano Rajoy Brey, y el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, además del resto de portavoces de los otros grupos parlamentarios. Lo cierto es que el debate ha pasado por una reedición actualizada y rediviva de un debate parlamentario preelectoral con esgrima. La concreción de los argumentos, más allá de la comunicación política, ha sido escasa. En el caso de la energía, este importante sector ha brillado por su ausencia en el debate, salvo por una vaga alusión a la profunda reordenación del mismo.

Y esto ha sido así, tanto en el discurso económico de Rajoy, cimentado en la estructura argumental provista de la Oficina Económica del Presidente, como en el discurso del propio Rubalcaba (cuya evolución política en lo energético tras la "colocación" de Cristina Narbona en el CSN es una incógnita, seguramente que poco misteriosa).

En el plano institucional, hay un nuevo secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, con mayor peso económico y político, tras la inenarrable etapa de Fernando Marti Scharfhausen, perfectamente premiada. Primeras medidas de calado, mayor influencia con el Ministerio de Hacienda (el respaldo de Álvaro Nadal empieza a hacerse sentir) y algún exceso verbal imperdonable.

Si hacemos un resumen por subsectores, nos encontramos con un sector eléctrico donde se han sucedido las mal llamadas "reformas" en 2012, bastante inanes hasta este momento, como puede comprobarse por el déficit tarifario resultante y desorbitado una vez conocidas las liquidaciones finales del ejercicio. Por un lado, la Ley de Medidas Fiscales en Materia Medioambiental y de Sostenbilidad Energética con una batería de impuestos a la generación y, por el otro, las recién aprobadas y convalidadas, nuevas medidas por Real Decreto Ley que afectan sobre todo a la retribución de activos regulados y a las renovables con capacidad de opción entre mercado y mercado y prima.

El mercado eléctrico sigue en precios que difícilmente superan los 50 euros MW/h y, aun siendo un momento de pico de demanda en el año y de haberse producido la incidencia fiscal de los nuevos impuestos, se vuelven a sugerir suspicacias sobre el mercado. Se adivinan turbulencias y hostigamientos.

Por otra parte, por fin tenemos tarifas de acceso para 2013 (una situación de provisionalidad inédita de más de un mes). Se ha pedido un crédito presupuestario extraordinario de hasta 2.200 millones de euros para sufragar las primas a las renovables y ciertas partidas de las tarifas de acceso se han trasladado a los Presupuestos Generales del Estado, como el coste de los sistemas extrapeninsulares, dejando sin efecto el primer Real Decreto Ley del año pasado para taponar el déficit tarifario.

En el caso de las renovables, el sector está en pie de guerra y los gabinetes jurídicos trabajando a marchas forzadas. La eólica, la tecnología que recibe menos primas por unidad de generación, ha concentrado el efecto de las medidas aprobadas. La fotovoltaica, con los problemas derivados de su modelo de promoción, explosiona su modelo financiero de obtención de rentas y sufre por su apuramiento. La termosolar tiene problemas para financiar los proyectos que lograron entrar en su momento en los Registros de Preasignación. Y los sectores renovables se encuentran divididos entre retroprogresivos ideológicos con disimulo ante las primas y quienes demandan de forma más pragmática seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y "no retroactividad".

En el sector del carbón se aprueban las cuantías de producción "estratégicas" para 2013, sin tener en cuenta las nuevas figuras fiscales instrumentadas, a efectos de precio y de cantidad obligatoria. Y mientras, desaparecen sin una sola explicación convincente 500.000 Toneladas Métricas de carbón nacional adquiridas para garantizar la actividad del sector para el que, por otra parte, el ministro quiere solicitar la prolongación de su actividad y de su oprobio más allá del 2019.

En lo que se refiere al butano, Energía Diario fue el primer medio en sugerir que nos precipitábamos hacia el "déficit tarifario" de este hidrocarburo, por el no reconocimiento de la estructura de costes que se deriva tanto de su producción como de su distribución con una atomización de demanda, en la considerada energía de los pobres. El Ejecutivo partía de la teoría del "enjuague", con la pretensión de que las compañías absorbieran las pérdidas del butano con las otras actividades diversificadas que desarrollan para acabar reconociendo los costes de las empresas y una posible deuda si se llega a la banda máxima de precios.

Y, en el gas natural, la caída de la demanda y la construcción de infraestructuras puede abocar también a otro déficit tarifario gasista. El mercado del gas está convulsionado por las nuevas técnicas de obtención de gas con una tendencia de precios de suministro evidente. El Gobierno pone una vela a Dios y otra al diablo intentando frenar la puesta en servicio de infraestructuras, como la regasificadora de El Musel, retribuyendo el coste financiero mientras está en "stand by" y, a la vez, se ve con la patata caliente de retribuir el almacenamiento subterráneo de Castor. Desde Enagás se aventuran brotes verdes en el consumo gasista a final de año. Por su parte, la regasificadora que impulsa el empresario Villar Mir viene a complicar, si cabe aún más, las cosas en el sector con un exceso de capacidad y de infraestructuras. Gas Natural explora en Doñana y en París. Y, ahí está el Medgaz.

Y sobre el sector hidrocarburos, la situación también empieza a ser delicada y requerirá atención próximamente. A la caída de la demanda por la crisis y las nuevas figuras fiscales, viene la cruzada del Ejecutivo y de su ariete, la Comisión Nacional de Competencia, contra las compañías petrolíferas, con el telón de fondo del control de la inflación, la polémica de "los lunes" y la admonición de los martes en el despacho del ministro. Descartada la Refinería Balboa, las nuevas orientaciones y directrices de CLH son inquietantes. Del refino a la distribución minorista, el mercado ha cambiado, la entente está servida y se prometen nuevos episodios.

Y para facilitar que los problemas se resuelvan y que se gestionen racionalmente, Jorge Fabra y el Follonero siguen sueltos por ahí.

http://www.energiadiario.com/publicacion/spip.php?article23153

Fuente:

energía diario.com

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450