usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

La política energética europea se orienta a la eficiencia económica

28/05/2013


“Hasta ahora nos hemos fijado solo en la lucha contra el cambio climático. No podemos dejarlo de lado, pero nuestra principal preocupación va a ser el mercado”. Con esta frase resumía, la semana pasada, una fuente comunitaria el giro en la política energética que ultima el Ejecutivo europeo. Se trata de un nuevo acercamiento que fue bendecido por los líderes de la UE el miércoles.

El fraude fiscal se llevó todos los titulares de la cumbre de la semana pasada, pero los líderes europeos también abordaron el modelo energético del futuro. Y en las conclusiones de la reunión señalaban que se dará “prioridad a la revisión de las normas sobre ayudas estatales […]y a la eliminación gradual de las subvenciones perjudiciales desde un punto de vista medioambiental o económico”. La clave está en esa palabra, “económico”, que en borradores anteriores no aparecía.

La Comisión Europea tiene previsto presentar, a finales de verano o principios de otoño, las directrices que fijarán bajo qué condiciones se pueden conceder las ayudas de Estado. Y las fuentes consultadas aseguran que este nuevo enfoque lo inundará todo. Mercado, mercado, mercado, es el nuevo mantra. El documento que preparan los servicios de Competencia (se consultará con las partes afectadas), será fundamental porque será vinculante: si alguna ayuda no cumple con las directrices marcadas, Bruselas la podrá paralizar. Los jefes de Estado y de Gobierno encargaron, además, a la Comisión que presente a lo largo de este año un informe que detalle “la composición de los precios y de los costes de la energía y, más en general, de la competitividad de la UE frente a sus socios”. En este sentido apuntó el presidente del Ejecutivo Comunitario, José Manuel Barroso, en su presentación ante el resto de los líderes europeos.

El informe de Barroso sobre las prioridades energéticas de Europa destacaba cómo en la mitad de los países de la UE los subsidios a la producción de energía eólica en tierra firme superan los costes de producción. La situación en la solar parece más equilibrada; pero aun así en cinco países —incluida España— el sector recibe más subvenciones que el coste de producción.

Barroso también incidió en el aumento de precios experimentado en el sector energético en comparación con los de otras zonas del mundo. Mientras que en los últimos ocho años la electricidad y el gas, tanto para hogares como para empresas, se han encarecido entre un 22% y un 45%, en ese mismo periodo —de 2005 a 2012— las variaciones en EE UU han oscilado entre la caída del 66% para el precio del gas destinado a la industria hasta el incremento del 8% para la electricidad de los hogares.
España, además, es el país que más cara paga su energía, y arrastra un déficit de tarifa —el dinero que el Estado debe a las eléctricas por considerar que la factura no cubre todos los costes de la energía— que ronda los 30.000 millones de euros. Este déficit se volvió a disparar el año pasado, principalmente por las primas al régimen especial, que incluye a las energías renovables y la cogeneración. Pese a insistir en la importancia de la eficiencia económica, la Comisión critica las retiradas de primas con efectos retroactivos por generar inseguridad jurídica. “El problema en España es que el precio de los incentivos ha sido demasiado alto”, señala Laura Parmigiani, experta en energía del Instituto Francés de Relaciones Internacionales.

No todos comparten esta visión tan centrada en la economía. En la Comisión y en el Consejo hay voces discordantes. “Es sorprendente que en una cumbre sobre energía apenas haya referencias al cambio climático. En marzo de 2014 volveremos a hablar de todo esto”, señala una fuente europea. “Es necesario tener en cuenta cómo se reparten entre los operadores de mercado los crecientes costes de hacer más sostenible y más seguro el sector energético”, dice un documento de los servicios de Competencia. Bruselas afirma que la nueva normativa para las renovables debería desincentivar el apoyo público a las tecnologías maduras que puedan captar inversión privada.

¿Y qué dicen en el sector de todo esto? “No creemos que el cambio vaya a ser radical. Y si fuera así, nuestro sector solicita que el sistema de prima salga del marco regulador europeo de las ayudas de estado”, señala un portavoz de la Asociación de Productores Energías Renovables.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/05/26/actualidad/1369593857_825095.html

Fuente:

El País

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450