usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Propietarios forestales piden el uso de biomasa para calentar edificios públicos

30/08/2013


La Generalitat estudia la propuesta para dar una salida rentable al medio millón anual de toneladas de madera que generan los montes valencianos.

Estamos a la cabeza en incendios forestales y a la cola en aprovechamiento de madera de nuestros montes. Según datos de la Plataforma Forestal Valenciana, que el lunes mantuvo su primera reunión con la Generalitat, la Comunitat Valenciana sólo saca partido de un 10% de su biomasa aprovechable, «cuando podríamos aprovechar cada año medio millón de toneladas» repartidas por un tercio de la superficie forestal de la región.

Los propietarios forestales consideran que la única manera de hacer rentable ese excedente de monte, el mismo que incrementa el riesgos de incendios, sería que un buen número de edificios públicos valencianos sustituyeran sus sistemas de calefacción tradicionales (electricidad, gas ciudad y gasóleo) por las calderas que funcionan con 'pellets' (madera compactada como combustible).

Esta fue una de las peticiones que trasladaron el lunes en el encuentro con los máximos responsables de Medio Ambiente para poner en marcha el Plan de Acción Territorial Forestal. Con esta iniciativa la Generalitat apuesta por un mejor aprovechamiento de los recursos forestales a fin de generar empleo y, a su vez, adelgazar la vegetación del monte hasta los niveles deseables para reducir el riesgo de grandes incendios como los del año pasado.

«Lo que hace falta es que los propietarios forestales valencianos tengan un mercado próximo y fuerte. Hoy en día, la poca biomasa valenciana que se comercializa acaba abasteciendo el mercado italiano. Su gobierno ha hecho una apuesta muy fuerte por el uso de este combustible por criterios ecológicos», razona el gerente de la Plataforma Forestal, Fernando Planells.

La media de aprovechamiento de la madera de los montes en España es de un 30%, pero la Comunitat sólo alcanza un 10% en la utilidad económica de sus bosques. El problema es que todavía son muy pocos los particulares que usan las calderas de biomasa en sus hogares, por lo que el negocio es aún deficitario.

Esa ausencia de demanda es precisamente el escollo que la Generalitat intenta salvar junto con las principales asociaciones de propietarios de terrenos forestales de la Comunitat. El difícil reto es poner fin a más de dos décadas de abandono de los usos forestales, lo que hace que, en algunas zonas, los montes valencianos «se hayan convertido en una selva que es cada vez más amplia», como opinan los técnicos consultados.

La pretensión de los dueños de los terrenos forestales, alrededor de 9.000 en toda la Comunitat, es lograr un compromiso por parte de la Administración para que edificios públicos valencianos apuesten por calderas abastecidas con biomasa procedente de los montes valencianos. «Estamos hablando de centros de la Generalitat, hospitales, colegios, ayuntamientos, bibliotecas...», enumera Planells. «Sabemos que supondría una inversión grande al principio, pero el resultado sería un ahorro en combustible», estima. «La biomasa es entre un 40 y un 50 por ciento más barata que el gasóleo y alrededor de un 15 por ciento más económica que el gas natural», citó como ejemplo el responsable de la plataforma.

Las ventajas esenciales serían tres. «La Administración lograría ahorrar a medio plazo en gastos de calefacción, se generaría una gran cantidad de empleo en poblaciones del interior y nuestros montes estarían considerablemente más limpios que ahora ante el riesgo de incendios», recalca Planells. Por el momento, los responsables de la Generalitat han aceptado estudiar la viabilidad de la propuesta, sin que se haya concretado el número de edificios públicos en los que implantar las nuevas calderas o las fechas.

Un camino abierto
La apuesta por la biomasa para calentar edificios públicos ya se ha abierto camino en regiones como Andalucía, Cataluña o Castilla-León. Cinco municipios de pueblos de Jaén ya calientan sus edificios públicos con calderas que se nutren de biomasa. Entre ellos hay una residencia para la tercera edad, dos ayuntamientos y un colegio.

El año pasado, Castilla y León ordenó la instalación de este tipo de calefactores en tres centros públicos. La Consejeria de Fomento y Medio Ambiente de la región pretende extender las calderas de biomasa en sus edificios de Sanidad, Educación y Familia.

Los propietarios forestales aseguran que su intención actual «no es lograr beneficios» con el negocio maderero. «Nos conformaríamos con que se nos facilitara un mercado próximo que bastara para cubrir gastos, puesto que comprendemos que el monte valenciano requiere una gestión urgente», asegura Manuel García, presidente de la Asociación de Propietarios Forestales del Macizo del Caroig.

Un problema que se trató en la reunión es que la gran cantidad de minifundios forestales que existe en la Comunitat no opera en favor de la rentabilidad. «Vamos a hacer una apuesta por la fórmula del cooperativismo, copiando los modelos agrarios y buscando fórmulas para compartir maquinaria en la extracción y traslado de la madera. Parece la única manera posible de abaratar costes», estima García.

http://www.lasprovincias.es/20130829/comunitatvalenciana/valencia/biomasa-propietarios-forestales-201308290212.html

Fuente:

lasprovincias.es

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450