usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Recomienda invertir en profesionales y prevención y reducir el gasto energético de los hospitales

13/04/2009


Los expertos advierten que "invertir en salud es bueno para la estabilidad social y la economía"

Si la crisis económica mundial se prolonga en el tiempo, los sistemas sanitarios se resentirán y, con ellos, la salud de la población, sobre todo de la más vulnerable. Pero las cosas no tienen por qué ser así, ni mucho menos. Hay medidas que se pueden adoptar para evitar el deterioro de los sistemas sociosanitarios y que, además, pueden beneficiar a los usuarios. Entre ellas, invertir más en personal y menos en equipos sofisticados, reducir los gastos comunes de los centros de salud y hospitales, sobre todo los destinados a electricidad y calefacción, y, principalmente, invertir en prevención, la medida más efectiva para garantizar una buena calidad de vida.

Estas son algunas de las medidas que han puesto sobre la mesa una docena de expertos europeos reunidos estos días en Oslo (Noruega). El encuentro, organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), intenta dar respuesta a las consecuencias negativas que la crisis económica puede ocasionar en la vida de millones de personas. El temor de la OMSes que si la economía no remonta, los gobiernos empiecen a reducir los recursos destinados a salud y a atención a los más necesitados. Por el momento, esto no ha ocurrido de manera generalizada y los presupuestos de los países europeos han mantenido las partidas para el 2009. El problema surgirá a finales de año, cuando cada país deba debatir los gastos para el 2010.

Ante este panorama, los expertos, entre los que se encontraba el menorquín Guillem López Casanovas, doctor en Economía y consejero del Banco de España, proponen crear una unidad de crisis en los ministerios de Sanidad que "recoja y analice la información en tiempo real" para poder elaborar estrategias que den respuesta a las necesidades de cada momento. La OMS apuesta por el diseño de "medidas anticrisis", siempre contando con el apoyo de los sindicatos y de las organizaciones de consumidores.

Todas estas medidas deben sustentarse en dos pilares: mantener el empleo en el sector y apostar decididamente por la atención primaria y la prevención. En cuanto al primer punto, los expertos creen que es necesario revisar los planes y programas de desarrollo para "reducir la inversión en sofisticados equipos e infraestructuras" e incrementar el apoyo financiero al trabajo de los profesionales. La atención directa del médico y de la enfermera con los pacientes puede suplir con creces la que proporcionan las máquinas, impregnando de humanidad la relación entre ellos. La OMS recomienda desarrollar programas de ayuda a domicilio para las personas mayores y las más vulnerables.

El segundo pilar es la prevención. A juicio de la OMS, invertir en medidas preventivas lleva aparejado un ahorro considerable en las facturas sanitarias a medio y largo plazo. Y apuesta decididamente por el desarrollo de los centros de salud de atención primaria, primer eslabón del sector sanitario con la ciudadanía. La OMS cree que hacer los servicios sanitarios más accesibles "es el camino más eficiente para reducir la pobreza y las desigualdades sociales", al tiempo que "invertir en salud es bueno para la estabilidad social y la economía".

En cuanto a la contención de gastos, desde la OMS se insiste en que hay posibilidad de aplicarla sin que afecte al servicio. ¿Cómo? Reduciendo el coste de los fármacos e impulsando medidas de ahorro energético tanto en los centros de salud como en los hospitales. En este sentido. los expertos creen que la apuesta que están haciendo los países europeos por las energías renovables - que califican como una de las claves para salir de esta crisis financiera-supondrá un ahorro de costes y traerá beneficios para la salud al extenderse el empleo de energías limpias.

La OMS reitera a los países europeos que no descuiden en este momento los temas relacionados con la salud, ya que "invertir en salud y medio ambiente puede ayudar a ahorrar energía, a reducir la polución, a reducir también los riesgos de enfermedades, a responder más eficientemente a las necesidades de los más desfavorecidos, incluidos los mayores, y rebajar significativamente los costes tanto para las familias en particular como para la sociedad en general".

Fuente:

La Vanguardia

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450