usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

La solución está en la sal

21/05/2009


utilizar sal fundida como medio de almacenar el calor y acumularlo para producir electricidad incluso en ausencia de radiación solar

Las torres solares, como las de la fotografía, reciben la luz del sol desde cientos de espejos que la concentran en un punto superior donde se calienta un fluido, el fluido a muy alta temperatura produce vapor que mueve una turbina que, a su vez, produce la electricidad. Esta es la explicación simple, claro está, sin tener en cuenta la intermitencia de la radiación solar (día/noche y nubosidad).

Esta intermitencia puede considerarse un gran inconveniente ya que las soluciones convencionales de almacenamiento de la energía eléctrica -como las baterías- no son aplicables a estas dimensiones (además saldría carísimo).

Larry Stoddard, constructor de plantas de energía solar y gerente de una consultora de energías renovables comentaba al New York Times:

“Si tenemos una planta fotovoltaica de 50 MW y una nube enorme se acerca, podemos llegar a perder 50 MW de producción en un santiamén (100~120 segundos). Esto produce miedo tanto a los inversores como a los responsables del suministro.“

Pero ¿y si almacenamos el calor producido en la torre? La energía solar térmica sigue siendo para muchos el Santo Grial de la energía solar. Un termo de café y la batería de un portatil pueden almacenar la misma cantidad de energía. Sin embargo, un termo puede costar 5€, mientras que la batería de un portátil puede llegar a costar 150€.

La empresa norteamericana Solar Reserve (Santa Monica, CA) planea utilizar sal fundida como medio de almacenar el calor y acumularlo para producir electricidad incluso en ausencia de radiación solar. Terry Murphy, director general de Solar Reserve, explica el procedimiento:

“La sal, que no es inflamable ni tóxica, se derrite a 220° C y puede ser mantenida en su forma líquida a los 290° en un depósito aislado y fresco. Cuando se necesite electricidad, la sal será bombeada desde el tanque de almacenamiento hasta la cima de la torre; allí la luz solar concentrada la calentará hasta 565° celsius. La sal caliente entonces producirá vapor supercalentado, que será comprimido y enviado por cañerías a una serie de turbinas, para hacerlas girar y producir electricidad”.

La importancia de este sistema reside en que la energía puede ser generada incluso en períodos de tiempo nublado o por la noche, usando la energía termal almacenada en los tanques de sal caliente. Si los contenedores están aislados correctamente, podrían almacenar energía durante una semana. Las torres proveerán 540 megavatios de calor, produciendo en consecuencia 250 megavatios de electricidad, la suficiente como para abastecer de energía a una ciudad.

“Se toma la energía que el sol esparce sobre la tierra en el día, se la captura, se la almacena, se guarda en la reserva y se la va usando a medida que se la necesita”, explica Murphy.
Para 2010, esta empresa planea tener su primera planta de energía solar con sal fundida.

Fuente:

Ison21

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450