usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Ahorrar energía para sortear la crisis

07/11/2009


Parece ser que a pesar de la crisis galopante que se respira actualmente, ni las Administraciones públicas ni las empresas ni los ciudadanos somos suficientemente conscientes de que la optimización del consumo energético es una de las mejores soluciones para hacer frente a esta difícil situación económica.

También es verdad que parece que el agua, la luz y otros suministros no parecen tener un lugar destacado en nuestra cuenta de explotación de autónomos y empresas, o en los Presupuestos públicos. Desde el Gobierno se lanzan medidas para fomentar el ahorro en los hogares, como la de regalarnos una bombilla de bajo consumo con la esperanza de que compremos diez más.

En algunas visitas a responsables de empresas energéticas he podido constatar que están seriamente preocupados por la reducción del consumo, aunque pueda resultar una paradoja. "Se imagina una empresa de coches diciéndonos que no compremos sus vehículos o una entidad financiera haciendo publicidad para que no les contratemos créditos. Pues las empresas energéticas lo hacen". Sus motivos tendrán.

Las empresas energéticas en España lideran el fomento del ahorro, muy por delante del Gobierno central o de los Gobiernos autónomos. Solamente en el caso de Cataluña, cuando el año pasado nos sentimos realmente amenazados al ver nuestros embalses vacíos, los ciudadanos dejamos de consumir agua innecesaria. Debido a ello, realizamos junto con la Administración un esfuerzo del que nos sentimos orgullosos al ver que llueve de nuevo.

Esperemos que en el caso de la energía no suceda lo mismo que pasó en Cataluña el año pasado. Hemos de ser suficientemente maduros y conscientes de que hay que aplicar políticas de ahorro aunque no veamos que nos vamos a quedar sin luz de manera inmediata.

El panorama actual advierte de la necesidad de limitar el gasto energético no sólo para reducir el impacto negativo causado en el medioambiente, sino también para reducir los gastos en la factura. Por ello, invertir en software en nuestros ordenadores, en bombillas de bajo consumo y en sistemas de domótica o electrodomésticos eficientes son algunas de las medidas para hacer frente a este excesivo consumo al que estamos tan acostumbrados.

Los esfuerzos tecnológicos y ecológicos se muestran todavía insuficientes, por ello es importante que el cambio, común y colectivo, empiece desde la base, es decir, que los usuarios de las nuevas tecnologías adquieran equipos eficientes. Y que este cambio, a la par, sea respaldado con el ejemplo y el apoyo de nuestros Gobiernos autónomos y central.

Con este tipo de medidas se estimularía la economía productiva, ya que en lugar de importar energía nos permitiría exportarla, además del efecto acelerador del consumo y el directo sobre la creación de empleo. Un conjunto de efectos que repercutirían en el fortalecimiento del PIB, que este año 2009 ya vaticina que saldrá muy dañado. Pero mayor repercusión debería tener sobre 2010, en el que estas medidas podrían provocar que saliéramos de la recesión. Si el ahorro de energía es un concepto que está de moda, hay que aprovecharlo para frenar el despilfarro y sortear la crisis mientras reducimos el importe de las facturas y contribuimos a la reducción de emisiones de CO2.

Tan sólo hace un año, la reducción de emisiones parecía el único argumento para ahorrar energía. Ahora tenemos otros motivos, aprovechémoslo. Hoy podemos hacer un pequeño gesto personal y empresarial que nos ayude a salir de la crisis.

Fuente:

Cinco días

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450