usuario

contraseña

 

| Olvidé mi contraseña

| Alta de nuevo usuario

 

sala de prensa

 

Los mercados edificatorios van a reforzarse y las empresas se están preparando

21/04/2010


La eficiencia energética es fundamental para aumentar la seguridad del abastecimiento, reducir las emisiones de dióxido de carbono, fomentar la competitividad y estimular el desarrollo de un mercado avanzado de tecnologías y productos.

Casi el 50% del consumo energético de nuestro país corresponde a la energía consumida por los edificios, ya que presentan una fuerte interacción con el medio ambiente, tanto en su construcción como en su uso, y el ahorro potencial que se puede desarrollar en los mismos supera el 20%. Así, la alta dependencia energética y el aumento de los precios de la energía han convertido a los edificios en objetivos prioritarios dentro de las políticas de ahorro de energía.

El cambio en el marco normativo que ha produjo la aprobación de la Directiva europea de Eficiencia Energética en Edificación, 2002/91/CE, y su trasposición a la legislación española a través del Real Decreto 47/2007 de 19 de enero, está haciendo aparecer nuevos requerimientos en el sector de la edificación en aquellos aspectos relativos al consumo de energía, como iluminación, aislamiento, calefacción, climatización, agua caliente sanitaria, certificación energética de edificios y utilización de la energía solar, entre otros.

En España, además, se presentó a finales de 2009 la Estrategia de Economía Sostenible para renovar el modelo de crecimiento de la economía española. Esta maniobra está compuesta por la Ley de Economía Sostenible, en la que se detallan las medidas a tomar, Un Fondo Capital de 25.000 millones de euros que serán gestionados por el Instituto de Crédito Oficial y un programa con 20 reformas estructurales.

Unidad Editorial Conferencias y Formación, ante la importancia que están adquiriendo las políticas de ahorro y eficiencia energética, organiza para el próximo 26 de abril, el encuentro 'Eficiencia energética en la edificación', donde se darán cita los máximos representantes del sector.

Dado el indudable impacto positivo de la eficiencia energética sobre el cambio climático, la seguridad energética y la competitividad económica, "hay que tomar medidas que garanticen la utilización del etiquetado energético en el mercado inmobiliario y aumentar la eficiencia de la nueva edificación a través de una revisión normativa y de la financiación de las inversiones en eficiencia energética", afirma Elena González Sánchez, vicepresidenta de la Plataforma Tecnológica Española de Eficiencia Energética (PTE-EE).

También son necesarias medidas que "intenten alcanzar objetivos de ahorro a través de precios e instrumentos fiscales, como las ayudas a través de préstamos de bajo interés u otras que refuercen la adopción de soluciones medioambientales", añade González Sánchez, que no se olvida de "la apuesta, el impulso y la financiación en I+D+i para desarrollar nuevas tecnologías en eficiencia energética".

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha mostrado recientemente que la eficiencia energética es la principal medida de mitigación del cambio climático, contribuyendo a más de un 50% de la reducción de emisiones necesarias para limitar el incremento de la temperatura global a dos grados centígrados. "Mejorando la eficiencia energética en los porcentajes definidos por la AIE, con las renovables existentes se lograría duplicar su contribución a la cobertura de la demanda en nuestro país, pasando del 30% actual al 60% en el mix en 2020", afirma González Sánchez.

En España tenemos un potencial de desarrollo y evolución de tecnologías de eficiencia energética muy importante actuando en toda la cadena de valor del sector energético" apunta la vicepresidenta de PTE-EE. "En el lado de la oferta se está trabajando en incorporar al sistema nuevas fuentes de energías, así como una mejor integración de las energías renovables existentes. Y en el lado del consumo, encontramos un amplio espectro de desarrollo y mejora en el uso de la energía aplicando tecnologías más eficientes en nuestro día a día: iluminación, climatización, aislamientos y control energético", añade.

¿Podemos convertirnos en un país de referencia en la edificación sostenible y eficiente? España ha apostado fuertemente en la energía eólica, implantando esta energía en nuestro país, con un potente desarrollo de la tecnología, hasta convertirse en una potencia eólica que, además, ha creado un relevante tejido empresarial especializado entorno a la misma. "Este ejemplo de éxito puede seguirse en el caso de las tecnologías de eficiencia energética en la edificación", afirma González Sánchez.

El sector de la edificación en España ha mantenido tradicionalmente una posición conservadora frente a la adopción de medidas de eficiencia energética. Sin embargo, gracias a las iniciativas legislativas adoptadas el mercado está cambiando y las empresas españolas se están adaptando a esta nueva situación. "La evolución de los mercados edificatorios en los países punteros en Europa nos indica que esta tendencia no va a hacer sino reforzarse y las empresas se están preparando para esta nueva realidad", apunta.

"Si conseguimos apostar por implantación de los mecanismos de eficiencia energética de la misma manera que hemos apostado por el desarrollo eólico, conseguiremos no sólo la optimización en nuestro uso energético sino la creación de negocio y especialización entorno a las tecnologías de eficiencia energética", añade.

Pero las tecnologías de eficiencia energética no son la única solución. Las familias españolas somos responsables del 30% del consumo de energía total del país, correspondiendo un 15% al coche y un 15% a los usos domésticos. Además, 13,5 millones de hogares españoles emiten a la atmósfera, por consumo energético, 67,5 millones de toneladas anuales de dióxido de carbono. "Este consumo se puede moderar, sin renunciar al confort, mediante sencillas pautas de comportamiento: comprando electrodomésticos eficientes, apagando la luz en habitaciones desocupadas, usando el transporte público, controlando la climatización de nuestro hogar, tanto en invierno como en verano, etcétera", afirma González Sánchez.

"Una parte importante que contribuye a la eficiencia energética es el cambio de conducta y de hábitos de consumo. No sólo tecnologías tangibles, sino conductas", sentencia la vicepresidenta de PTE-EE.

Fuente:

Expansión

Enviar esta noticia a un amigo

« Volver al listado

 
ENERGYLAB, CENTRO TECNOLÓGICO DE EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD ENERGÉTICA
Edificio CITEXVI, Local 1 R/ Fonte das Abelleiras, s/n
Campus Universitario de Vigo 36310 Vigo
Tel. 986 120 450